lunes, 19 de septiembre de 2016

El sonido del dolor


"Adrián Borland"
tinta 2016.

Los soportes han cambiado, desde que grabábamos casettes, pero el principio es el mismo, ir a la casa de un amigo, que te pase música que no conoces. Nueva o vieja, da lo mismo, siempre habrá cosas que no conoces y pueden sorprenderte. Así fue que de paseo por Mar del Plata, visito a mi amigo Gabriel, quien siempre me sorprendió con sus recomendaciones, me grabo entre otras cosas Clinic, Ulrich Schnauss,y otras joyas. Pero si hay algo que me sorprendió, por demás, fue Adrián Borlan y The Sound.
Alguna vez pasó por delante de mis narices esta banda y jamás me detuve a prestarles atención. The Sound, nace de la mente atormentada por la esquizofrenia, del guitarrista y cantante  Adrián Borlan, quien al parecer, grabo el primer disco de punk auto gestionado, con su primera banda “The Outsiders” en el estudio de su padre. Del Punk al Postpunk había un paso, y este joven lo supo ver prontamente, así que dio un giro con su segundo proyecto, esta vez había más espacio para los climas, los arreglos de guitarras y los teclados. Con 5 álbumes, más algunos simples y algunas joyas en vivo, The Sound, trazo su mítica historia, que viene acompañada de cambios de ánimo repentinos, debido a la enfermedad de Adrián, las medicaciones no ayudaban demasiado,  pasaba de una euforia sin límites, a una depresión abismal. Cuenta la leyenda que la poca importancia de la crítica y el público, obsesionaba aún más al cantautor, que sabía, que no tenía por qué quedar sepultado, por la gloria de otras joyas contemporáneas, como Joy Division, Echo and the Bunnymen o U2, entre otros, que sí lograron un reconocimiento en los primeros 80.

 Adrián, solía pasar por periodos de creación sin límites, eso lo llevo a grabar varios álbumes solistas, con diferentes formaciones, e incluso grabando todo el mismo. Del que destaco el póstumo “Amsterdan tapes” de 2006 con unas guitarras maravillosas, esas filosas y agradables al mismo tiempo, propias de la generación dorada del Postpunk ochentero. Tan reversionado por estos días, por miles de bandas, sobre todo en el tema “Sea of noise”

Preocupado por la grabación de su último disco, al cual no podía grabarle las voces, por lo deteriorada que se encontraba su voz, a causa de los fuertes medicamentos, que por supuesto dejo de tomar. Le dijo a su padre, que iba al estudio, a tratar de terminar las voces, a las 5 de la mañana del 26 de abril de 1999, se tiró al paso de un tren expreso, en la estación de Wimbledon. Y así puso fin a su vida, y a las voces que decía escuchar en su cabeza.
Lo cierto es que, más allá de quedar eternamente en ese lugar, que muchos ansían y otros no tanto, que es ser la banda de culto. The Sound y Adrián Borlan, han dejado una cantidad de canciones hermosas para disfrutar con cada escucha.


"The sound"
tinta y digital 2016.

2 comentarios:

  1. Muy groso Borland y este blog.
    un abraso Profe.
    Juanjo.

    ResponderEliminar

chamuye aquí