lunes, 30 de marzo de 2015

Wild horses


"Horses"
grafito 2015

Siempre pensé que en esta vida, cada uno elige que mentira creer. Yo por mi parte elijo creer la del arte.
En el libro de Patti Smith “Éramos unos niños” se ve reflejado este espíritu por el contar de primera mano una de las grandes mentiras del arte, esa que Pablo Picasso, definió de la siguiente manera:
“La única misión del artista es convencer al mundo de la verdad de su mentira”
Y vaya que lo hizo la buena de Pat, cuenta, Como ella misma,  una pequeña pueblerina, Llego a  convertirse en una artista insigne de toda una generación.
 Como arribó  a la Monstruosa New York, con ganas de convertirse en una escritora o pintora, sin un peso y a pesar de ello, se abrió camino entre las Figuras más representativas de esta ciudad. 
La historia se centra particularmente en su encuentro repentino, y futura relación con Robert Mapplethorpe, quien también, se convertiría, en uno de los fotógrafos más Originales y respetados de la gran manzana.
Dos caballos salvajes, corriendo, por momentos desbocados, hacia el reconocimiento de su obra.
Este es un libro para los que amamos la idea romántica, del camino del artista, el sentido del sacrificio.
La confianza en la propia obra, más allá de los obstáculos, el elegir día a día ese camino, cargado tanto de esfuerzo como de azar, de suerte y de penurias.

Los caballos salvajes de New York.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

chamuye aquí