lunes, 28 de diciembre de 2015

El eterno Moz

El inoxidable Morrisey también paso por Bs.As. Para deleitarnos nuevamente con sus clásicos. Cuidado con el Rock despide el año con una invitada. Sabrina Cabrera, una joven fan, cuenta su mirada sobre el show.

"Moz in Blue"
óleo sobre madera 2015

El artista ingles volvió a pasar por buenos aires el pasado 9 y 10 de diciembre en el teatro Opera Allianz y Luna Park respectivamente. Yo voy a contar mi experiencia en el Luna Park.
Fue un show lleno de nostalgia ,emoción y un magnetismo tal que pocas veces se encuentra en un artista.
Al entrar al teatro se pudo apreciar un publico de todas las edades ,demostrado que por mas que pasen los años, la música de Stephen Patrick Morrissey no tiene fecha de vencimiento.
Como previa, sobre un telón se vio un compilado de media hora de videos muy propios del estilo Moz, acercándonos a sus influencias ,sus gustos, poniéndonos en onda.
Pasado esto, con una emoción creciente, sale El, camisa blanca desabotonada ,y el clásico jopo. El publico estalla histérico. Mas de uno cumplió su sueño del clásico de intentar subir al escenario y hacer smosh. Comenzó con una que sabemos todos "Suedehead",dejando mas que claro que su voz, como un buen vino ,mejora con los años.  De la mano de una banda de talentos que no se queda atrás, liderada por el eterno Boz Boorer.
El referente del indie rock británico dejo todo en el escenario ,con un repertorio de temas pasando por su carrera solista, sin dejar de lado los infaltables de The smiths.
Morrissey siempre fue un artista que utiliza su arte para concientizar, denunciar, dejar bien en claro sus ideas al mundo. Esta vez no fue la excepción: Con crudos videos de asesinato animal y  violencia policial.
En "Meat is murder" mostro potentes videos de mataderos que desafiaron el estomago de mas de uno, finalizando con un cartel que exponía "cual es tu excusa ahora? la carne es asesinato". Logro un ambiente serio y con tanta emoción que fue casi palpable, reflejado en las lagrimas de los fans.
Bien informado del cambio de mandato que atravesaba el país pregunta si nos gusta el nuevo presidente: Sobresale un Potente NO. Pasada una canción, aun pensando en el tema dice que nunca estaremos contentos con ellos por que todos están cortados por la misma tijera, convoco el cambio y luego dijo " No mas presidentes, no mas primeros ministros, mierda ,mierda ,mierda" . Previamente se había burlado de su propia realeza con la imagen del príncipe Guillermo y su esposa. Despreciándolos. Nadie se salva de su lengua afilada Big mouth strikes again.
A lo largo del show se lo vio de un humor excelente, muy comunicativo, derramando amor al publico devoto. En un momento hizo un guiño a la canción Morrissey del Argentino Leo García. También, remarcando la gira por Latinoamérica, el colombiano Gustavo Manzur, miembro de la banda , tuvo su momento en el escenario cantando una parte de una de las canciones en español.

La leyenda cierra el concierto mas largo en sus cuatro visitas en nuestro país a lo grande con el clásico Smithero " The queen is dead". Dejando al publico con ganas de mas pero mas que conforme con un show memorable de la mano de un artista de primer nivel, con un animo que nos da a entender que tenemos Morrissey para rato.

Sabrina Cabrera, diciembre 2015.

jueves, 24 de diciembre de 2015

El David


"Shine"
tinta y digital 2015
Con un show muy mal organizado por Ake music  producciones, desde las pantallas, entradas y  salidas, ubicaciones,  reventa de lugares, y el famoso y menospreciado por las clases populares “campo vip”. Se presentó en el hipódromo de San Isidro, por primera vez en nuestro país, la otra cabeza de Pink Floyd, David Gilmour. Vino a presentar su nuevo disco solista, además de una colección de éxitos de Floyd. Con esos solos eternos y efectivos que se clavan como puñaladas en el corazón, nos dejó bien en claro que más allá de las pantallas y toda la parafernalia de Waters, la cual amamos también, existe otra manera de interpretar los viejos clásicos de su banda, solo dándole protagonismo a la música.

Una buena dupla con Phil Manzanera, ex Roxy Music, en guitarras, que además es su director musical y co-productor. Gilmour  nos mostró no solo su poder compositivo, sino también interpretativo que tanto ansiábamos ver en vivo, refregándonos en la cara lo bien que toca la guitarra, paseándose por el diapasón sin ningún apuro, y que como dijo René Lavand: “No se puede hacer mas lento”

jueves, 3 de diciembre de 2015

Y ahora?


Hoy.
tinta y digital 2015.


Allá por 1992, se separaban “Los violadores” y se despedían en el Estadio Obras, fue uno de mis primeros recitales grandes.
Mi amigo Marcelo, los había visto un poco antes de la partida de Stuka, y sacaba chapa con eso “¡yo los vi con Stuka!” Ademas ya no estaban El polaco, ni Gramatica.
Después de avisarle al dueño de la fábrica de sándwich de miga, en la que trabajaba por aquel entonces, que el sábado tenía que salir una hora antes para ir al recital, me quede tranqui. Llegó el día y no sólo me dijo que no, sino que además, me tenía que quedar más por la cantidad de pedidos.

-No te podes ir
-Si puedo.
-Yo te doy la plata de la entrada.
-No, gracias, no es por la plata.
-¡Ok, si te vas no vengas más!
-¡Ok, no vengo más!

Dejé mi delantal y me fui. Mis amigos y mi hermano se fueron antes, así que me quede solo, no tenía idea como llegar desde Lanús. Dios puso delante de mí un ángel, al cual apodaban pequeño, imaginen su altura, ¡era un oso!
Él dijo: ¡qué buena chaqueta loco! Un camperón de vieja, de cuerina, en el cual había pintado la portada de “No somos nada” de La polla records, en la espalda, y eso fue el puntapié para preguntarle:
-¿Vas a ver a los Viola?
-Sí, vamos juntos.

Una despedida emotiva, y claro, yo ya me lamentaba no haberlos visto con Stuka. Este 2016 parece que lo voy a poder cumplir, luego de que se confirmara una reunión para los 30 años de “¿Ahora qué pasa, eh?” en el Luna Park, el 24 de abril.



Ayer
tinta y digital 2015.