lunes, 17 de marzo de 2014

El último moderno


"Federico Moura"
grafito y digital 2014

Creo haber escuchado la frase “Hay que salir del agujero interior” cantada por mi tío insistentemente, cuando era muy chico, claro que por aquel entonces, yo no sabía quién era virus, mucho menos Federico Moura, pero empecé a repetir aquel estribillo sin entender realmente que querían decir aquellas palabras, tiempo después, una mañana de domingo, caminando por la feria de Monte Chingolo, me topé con un cassette “Virus Grandes Éxitos” que escucharía hasta el hartazgo, si bien el arte de tapa no me gustaba (una foto de su vocalista con un saco blanco, micrófono en mano, en pleno show) la frase “Grandes éxitos” me sugería que iba a conocer gran parte de su obra, y así fue.
Más adelante el primer disco que escuche entero fue “Agujero interior” que me lo presto mi amigo Coco, una imagen y sonido más rockero, con una foto sugerente, imagen movida, con sus camperas de cuero estilo ramones,  luego escuche “superficies de placer” que me lo presto otro amigo Javi, me gustaron los temas, un poco más densos por momentos, y la tapa me parecía genial, con ese culo oscuro en primer plano, que nos traía la voz de Federico, por última vez al frente de la banda. Pero llegue al disco que más me gusta “Locura” muchos años después, creo que es el más parejo, es un disco que me gusta entero, el arte de tapa me encanta aún más que el de Superficies, una ilustración de estilo ochentosa, que me recuerda a los posters pagsa, un estilo de imagen que adornaba las habitaciones de los adolescentes por aquellos años. La voz de Federico, ese ser etéreo, que parece haber venido del futuro, para deleitarnos, con su encanto vocal y su imagen andrógina, se luce realmente, con esa ambigüedad que lo caracteriza, quizás, el tipo con más sutileza del rock argentino, creo que el adjetivo más adecuado para su voz, y que va más allá de su imagen,  es elegante…una voz elegante.  Que maneja los silencios y la pronunciación como ningún otro.
No entiendo por qué, la prensa, insiste con la influencia de Virus en bandas como Miranda, y como podemos reconocer su sonido en estos  supuestos “nuevos modernos” la verdad es que,  no veo nada de moderno en Miranda, sino más bien, un revival de estilos o estéticas pasadas, una obsesión por el melodrama telenovelesco de los 80, con Los hermanos Pinpinela sonando de fondo, versionados por el agudo insoportable de Ale Sergi , coronado por la escuálida guitarra de Lolo.  No veo ningún tipo de riesgo en sus canciones, como si las veo, en las de  los hermanos Moura, donde todo estaba por hacer en nuestro pais,  con respecto a la música hecha con sintetizadores. En definitiva nunca lograron sorprenderme, como sí lo hicieron, en algún momento, sobre todo en sus primeros discos,  Los babasónicos, otra banda muchas veces comparada con virus.
  
Hace unos días, escuche por primera vez, gracias a la magia de youtube “Relax” que nunca había escuchado entero, debo decir que esta banda, si, nunca deja de sorprenderme, sin dudas, fueron los primeros modernos, tipos adelantados a su tiempo, claro que esto no es ninguna novedad, pero no está mal volver a repetirlo, podemos citar la frase de sus vecinos de La plata, para definirlos “El futuro ya llego, hace rato” y también ya se fue.


2 comentarios:

  1. Federico, un gran poeta, uno de los más grosos del rock nacional. Salutes!!!

    ResponderEliminar

chamuye aquí